¿Te da la sensación de que todos los años comienzan con la misma historia de los propósitos? Todo el mundo habla de ellos y lo curioso es que muchas veces son idénticos al año anterior.

Para evitar todo esto, he pensado una versión distinta de plantearse unos propósitos, ¿qué te parece si nos ponemos 12 y así vamos cumpliendo uno al mes? De esta manera, cuando acabe el año, al menos habremos cumplido con 12 propósitos.

Yo los he ordenado así, pero tú puedes cambiar el orden y hacerlos a tu gusto, incluso puedes hacer varios propósitos en el mismo mes, o hacerlos todos ya mismo, tú decides.

 

Enero.

1. Ponte una meta, objetivo o como quieras llamarlo.

 

En mi caso, va a ser sentarme a escribir mi segundo libro. Tengo muchas ideas en la cabeza y cientos de notas en mis cuadernos, pero necesito foco porque si no, llegaré a diciembre del 2020 y estaré en las misma situación: con muchas ideas pero nada concreto.

Por eso el primer propósito que te planteo es que te fijes una sola meta grande que te ilusione lo suficiente, que te motive de tal manera que sí o sí la vayas a hacer.

¿Como saber si es tu meta? Te propongo un ejercicio, imagina que vas por el campo, es de noche y el cielo está estrellado, de repente miras hacia arriba y ves una estrella fugaz. Rápidamente tienes que pensar en un deseo, ese primer deseo que se te viene a la cabeza, ¡esa será tu meta! Puede que en este momento no te venga nada en un primer momento, pero ese es el verdadero propósito del mes, siéntate a reflexionar cuál es la meta importante que quieres conseguir. Ese propósito importante que si cumplieras, ya te darías por satisfecho.

Una vez que tengas clara tu meta: escríbela lo más detallada posible, en presente, como si ya lo hubieras conseguido y déjate llevar por la emoción que sientes al pensar que se ha hecho realidad. Ésa debe ser la fuerza o el motor que te llevará a conseguirlo. Guarda el papel en un cajón o ponlo en un lugar visible, como tú prefieras, pero recuerda que hacia esa meta es hacia donde tienes que dirigir tus pasos.

 

Febrero.

2. Define tu mejor versión.

 

¿Quién es la mejor persona que conoces? Seguro que te viene a la cabeza la imagen de una buena persona, una persona que consigue sus sueños, una persona que se le ve feliz con su vida, piensa un poco…

¿Qué rasgos, cualidades o características de esa persona te gustaría tener? Al final se trata de pensar en la siguiente pregunta:

¿Cómo te gustaría ser?

Define y escribe con detalle cómo te gustaría ser, cuál sería tu mejor versión y al igual que las metas, lo ideal es que lo hagas en detalle y en presente, por ejemplo:

– soy ordenada y organizada

– leo, escucho y practico inglés para mejorar mi nivel

– me preocupo por las personas y trato de hacer una buena acción diaria

– soy positiva y sonriente

– tengo mucha energía y siempre me muestro dispuesta a hacer las cosas

 

La primera vez que me paré a pensar en cómo era, me di cuenta que iba en automático, y para mejorar, es importante saber hacia donde tienes que dirigirte, por eso es importante definir nuestra mejor versión.

 

Marzo.

3. Decide ahorrar.

 

Ya hemos pasado la cuesta de enero, y la de febrero, así que toca ahorrar. Yo te propongo el antiguo método de la hucha.

Ahora con las nuevas tecnologías, los bancos online nos ofrecen una alternativa, las huchas virtuales, que son muy interesantes. Si prefieres el método clásico, las huchas de toda la vida, también funcionan para ahorrar, la manera, ya la conoces… meter dinero de forma constante y NO sacar. 

Lo mejor es que le pongas un nombre a cada hucha dependiendo para qué la vas a destinar y en segundo lugar que decidas cuánto dinero y cómo vas a meter dinero (al final o principio de mes, cada día, etc.) Por ejemplo:

La hucha de las VACACIONES: meteré 2 euros al día. Para facilitarlo, meteré al final de mes todo lo que corresponda con ese mes.

Hucha de POR SI ACASO: 100 euros al mes en cuanto cobre la nómina.

 

Abril.

4. Organiza un fin de semana familiar.

 

Todos sabemos que la familia es lo más importante, pero a veces dejamos los momentos familiares como última opción. En mi caso somos una familia muy grande, por eso nos cuesta mucho organizar un fin de semana y lo que hacemos es organizar una quedada de un día.

El año pasado nos fuimos al monasterio de Piedra (Que es precioso, por si no lo habéis visitado os lo recomiendo) así que este año buscaremos un nuevo destino. No se trata de ir lejos, simplemente de hacer algo juntos, de estar juntos y de disfrutar de la naturaleza o de la actividad elegida.

 

 

Mayo.

5. Elabora una lista de cosas pequeñas y grandes que te hacen feliz.

 

Mayo puede ser el mes perfecto para hacer o ampliar tu lista de cosas pequeñas que te hacen feliz. Yo tengo una pequeña libreta, quizás la hayas visto en alguno de mis vídeos, y la verdad es que me gusta mucho leerla y sobretodo ampliarla. 

En momentos de bajón me gusta leer esas cosas que me hacen feliz, por un lado puedo ponerme a hacerlas (por ejemplo comprarme flores o escribir con bolígrafo morado) y por otro, solo con leerlas me recuerdo a mí misma lo importante que es apreciar pequeñas cosas.

Quiero la plantilla para hacer mi lista de cosas que me hacen feliz.

 

Junio.

6. Organiza una quedada con tus amigos.

 

Con la llegada del buen tiempo puede ser el momento perfecto para planear una quedada de amigos. Pero no vale delegarla y que la organice otra, no, no, organízala tú mismo, prepárala con mimo y no te olvides de cuidar los detalles como si fueras la mejor de las anfitrionas.

Puedes organizar una escapada de fin de semana, una cena, un desayuno en una cafetería con encanto, un scape room, una clase de baile… no importa, lo importante es juntarse y disfrutar de un tiempo juntos.

 

Julio.

7. Viaja a un lugar en el que no hayas estado y escribe una historia que podría haber ocurrido allí.

Seguro que has oído lo de viajar a un lugar en el que no has estado pero yo quiero añadirle creatividad al asunto y estaría genial que escribieras una historia que te inspire el lugar. No hace falta que sea una historia larga simplemente puede ser un pequeño relato.

Normalmente los lugares que visitamos tienen olores característicos, vistas espectaculares, rincones diferentes… Esos lugares seguro que recogen muchas historias, nos evocan imágenes que pudieron pasar… se trata de dejar volar la imaginación y convertirte en escritor por un día.

Agosto.

8. Lee un libro que tienes en casa.

Seguro que tienes algún libro en la estantería y que nunca has leído por el motivo que sea, existe un libro en algún rincón de tu casa que está esperándote desde hace algún tiempo y por cuestiones distintas todavía no lo has leído, aprovecha y léelo como propósito del mes de agosto (por ejemplo). 

 

 

Septiembre.

9. Apúntate a clases de baile.

 

Aprovecha la vuelta al cole para apuntarte a unas clases de salsa, de L’indi Hop, de zumba o de sevillanas, cualquier baile, pero tiene que ser baile.

¿Por qué? Si me sigues desde hace un tiempo, ya sabrás que el baile siempre ha sido muy importante en mi vida (y sigue siéndolo). Tiene muchos beneficios: fortalece el ritmo y la capacidad del corazón, mejora la coordinación, fomenta la memoria (tienes que recordar los pasos), favorece las relaciones y te ayuda a conocer gente nueva, y te saca literalmente de tu zona de confort, así que solo es apto para valientes.

Mi propuesta es que te apuntes por un mes, aunque si eres más atrevido/a, lo hagas para un trimestre o para todo el curso, eso te lo dejo a tu elección, lo importante es que des el paso.

 

Octubre.

10. Date un masaje.

 

Si no te duele nada, parece que no puedes darte un masaje, pero resulta que es un propósito buenísimo, una manera perfecta de disfrutar de descansar, de conectar y sobretodo de estar con nosotros mismos.

Hay personas que se dan masajes todos los meses, yo te propongo que al menos lo hagas una vez al año. Creo que nos lo hemos ganado, ¿no?

 

Noviembre.

11. Escribe un diario.

 

A mi me resulta muy complicado escribir un diario, soy poco constante, y es que escribo mucho de por sí y en el diario realmente nunca veo el momento de escribir. Por eso te propongo que escribas durante un mes en el diario.

Por supuesto es suficiente con escribir el diario de los cinco minutos, si me sigues en Instagram ya sabrás que es el único diario que he podido hacer y que me gusta muchísimo sobre todo porque te ayuda a reflexionar y a agradecer, algo muy importante y que a veces se nos olvida, agradecer nos ayuda a valorar todo lo que tenemos que no es poco. 

 

Diciembre.

12. Realiza un resumen del año.

 

Repasa las cosas que te han sucedido durante los últimos meses, los eventos a los que has asistido, los nuevos amigos que has hecho, las reuniones familiares…

Puedes hacerlo en forma de imágenes y realizar un collages o en forma de carta y escribir una historia con tu año, eso depende de ti, pero es importante que aprendas a parar y a reflexionar.

Para ayudarte con esto, quizás puedes hacerlo al final del día, al final de la semana o al final de cada mes. Si lo vas haciendo cada mes, te resultará mucho más fácil realizar un resumen de tu año cuando éste acabe. La reflexión final del año te resultará mucho más fácil, más productiva y te ayudará a ver tus puntos fuertes y tus áreas de mejora.

Hasta aquí los 12 propósitos del año para todos, para los que estáis opositando y los que no. Si quieres el listado para tenerlo a la vista, puedes descargártelo aquí:

 

Listado 12 meses, 12 propósitos.

 

Espero que te haya gustado este post y que te haya dado ideas para tu año 2020. Espero que sea muy feliz y productivo, que encuentres tu camino y te conviertas poco a poco en tu mejor versión.

Gracias por tu visita y nos vemos por Instagram en mi cuenta @ursula_campos 33

¡Un abrazo!

 

Úrsula

 

¿Quieres recibir contenido exclusivo en tu correo?

 

Suscríbete y consigue GRATIS el Kit rápido del opositor

Una guía donde encontrarás los primeros pasos que debes seguir para aprobar una oposición. El Kit rápido del opositor te ayudará a estudiar una oposición con la confianza que da seguir un método que funciona.

 

Consentimiento

¡Te has suscrito correctamente! En unos minutos recibirás un correo con un enlace para descargarte el Kit rápido para el opositor. ¡Mucha suerte y nos vemos pronto!