10 razones para ponerte a estudiar AHORA  es uno de los post de mi Instagram que más habéis guardado de todos los tiempos y yo sé por qué.

Cuando estás estudiando necesitas de vez en cuando un pequeño empujoncito que te levante del sofá y te arrastre hasta tu “opozulo”. A veces, necesitas no una, sino unas cuantas razones que te recuerden por qué tienes que hacerlo cuando tienes cero o menos cinco ganas.

Así que, por todo ello, he decidido escribir este post con nada más y nada menos que 20 razones para ponerte a estudiar ahora mismo. Quizás ahora estés descansando pero imagínate, miras tu agenda y tu planificador y lees que tienes que estudiar el tema 24. Tu cerebro enseguida piensa: buf, mejor sigue en tik tok, un par de vídeos más. En ese momento… ¡zas! recuerdas este post, y vienes a leerlo… estoy segura que una de las 20 razones puede servirte e inspirarte para ponerte a estudiar AHORA MISMO… ¡vamos!

 

20 razones para ponerte a estudiar ahora mismo.

1. Porque quieres una plaza para ti.

Hay una plaza para ti, eso lo tengo claro. Pero que haya una plaza para ti, no significa que no tengas que trabajar duro y estudiar. Así, que si quieres tu plaza, esa es una primera razón para ponerte a ello.

 

2. Porque algún día querrás estudiar y no podrás hacerlo.

Créeme, existen muchas posibilidades de que llegue un día que quieras estudiar y tus compromisos te lo impidan. Si ahora tienes tiempo de estudiar, ¡hazlo! Hay muchas personas que ahora mismo están trabajando o haciendo otras cosas y desearían poder ponerse a estudiar. Si tú puedes hacerlo, hazlo ya mismo.

 

3. Porque nunca vas a tener unas ganas terribles de estudiar.

Me gusta aprender, me gusta leer, incluso a veces, leo leyes y me entretengo, pero te aseguro que unas ganas terribles de estudiar durante ocho horas, nunca las he tenido. Así que estudia porque como esperes a tener unas ganas locas, nunca lo vas a hacer.

 

4. Porque ahora hay personas que están estudiando y van a adelantarte.

Vale, soy de las que pienso que tu verdadero competidor eres tú mismo. Pero seamos realistas, en una oposición necesitas estar entre los mejores, así que aunque sea por orgullo propio, piensa que ahora mismo hay gente estudiando tu oposición, no dejes que te adelanten.

 

5. Porque estudiando vas a llegar al lugar donde quieres estar.

Estudiar es una inversión a largo plazo, te va a llevar al lugar donde quieres estar. Y luego de allí podrás ir a otro lugar más lejos. Las cosas importantes no se consiguen con un chasquido de dedos, a veces el camino es largo, pero créeme, merece la pena.

 

6. Porque tienes que superar la pereza.

¿En serio no vas a ser capaz de ponerte? Vence al oso perezoso que habita dentro de ti. Supera la pereza y ponte a estudiar ahora mismo.

 

7. Porque te comprometiste contigo mismo a hacerlo.

Sí, decidiste por algún motivo estudiar y te comprometiste contigo mismo, no te falles a ti mismo y ponte a estudiar.

8. Porque así tienes la excusa perfecta para seguir comprando papelería bonita.

Cuando escribí esta razón pensé que sería la única… ¡que equivocada estaba! fue una de las razones más aclamadas e inspiró el post 33 materiales de papelería bonita para opositores 

 

9. Porque levantarse cada día con un objetivo por cumplir es una gran motivación.

Las personas necesitamos un motivo que nos inspire, un objetivo lo suficientemente poderoso que nos obligue a hacer grandes cosas. Si tu plaza es tu motivo, tienes que ponerte a estudiar ahora mismo.

10. Por la satisfacción que sientes cuando terminas los temas que tenías que estudiar.

Realizar una tarea y tacharla de tu lista es una de las cosas más satisfactorias. Si tienes en tu planificación estudiar el tema 24, un artículo, una ley, repasar el tema que estudiaste ayer, etc. sentirás una gran satisfacción cuando lo termines y lo taches.

 

11. Porque vas a aprender muchísimas cosas.

Cuando estudias una oposición te das cuenta (o al menos a mí me pasó) que en la carrera te quedas muy cojo de la mayoría de los temas. Es increíble lo mucho que profundizas y aprendes estudiando.

 

 

 

12. Porque nadie te regalará la plaza.

Por mucho que estés apuntado a una academia, por muchos años yendo a la biblioteca, por muchas convocatorias a las que te hayas apuntado, si no estudias, nadie va a regalarte la plaza.

 

 

 

13. Porque quieres tener un trabajo mejor, un horario mejor, unas condiciones mejores…

¿Quieres trabajar en un hospital concreto o en un colegio público? ¿Estás cansado de tener que cogerte vacaciones cada vez que tienes que llevar a tu hijo al médico? ¿Quieres un mejor horario? ¿O quizás elegir tus vacaciones? ¿Es una buena razón para ponerte a estudiar ahora?

 

 

 

14. Porque cuando lo consigas, tu familia y los tuyos estarán orgullosos de ti.

Vale, no lo haces por los demás, lo haces por ti mismo. Pero cuando ves el brillo de los ojos de tu familia, la verdad que es muy satisfactorio. Estudia por ti y estudia por ellos también.

 

 

 

15. Porque si no estudias, te sentirás fatal por no hacer lo que sabes que tienes que hacer.

Parece un trabalenguas pero tú me entiendes. Sabes que tienes que hacerlo. Sabes que te vas a sentir mal si no lo haces. Intenta evitar esa sensación y ponte ahora mismo.

 

 

 

 

16. Porque estudiar y ver que avanzas y te sabes cosas que antes no te sabías, aumenta tu autoestima y tu satisfacción personal.

Hay muchos días malos, pero también hay muchos días buenos en los que compruebas que has avanzado un montón y que hay cosas que jamás hubieras creído que ibas a entender o memorizar. Estudia y verás cómo también te pasa.

 

 

 

 

17. Porque vas a ejercitar nuevas capacidades.

Dicen que el cerebro es plástico, yo no lo sé porque nunca he tocado uno (su chiste malo del día, gracias) y cuando memorizas y lo ejercitas haciendo cálculos, relacionando conceptos o evocas temas estudiados, estás ampliando su funcionamiento. Gimnasia cerebral de la que luego te vas a beneficiar en tu vida… ¡todo beneficios!

 

 

 

 

18. Por el placer de estudiar.

En sí mismo, estudiar puede resultar un pequeño placer, igual no conectas con la idea, pero te aseguro que a muchas personas sentarse en su escritorio a estudiar les encanta, si tú no eres una de ellas, te animo a que busques ese pequeño placer. (Sucede igual que cuando vas a una dura clase de BodyPump, el primer día quieres morir pero luego acabas encontrándole el gusto).

 

 

 

 

19. Porque merece la pena el esfuerzo.

Merece la pena, claro que sí. Estudiar puede salvarte. Puede inspirarte, abrirte otro mundo, vamos, que el esfuerzo merece la pena.

 

 

 

 

20. Porque te lo digo yo y punto.

Una vez leí (no recuerdo a quién) que para cumplir nuestras metas tenemos que convertirnos en nuestros propios padres, y cuando somos rebeldes, ordenarnos a nosotros mismos hacer lo que tenemos que hacer. Así, que si tú no te lo mandas, te lo mando yo, y… si no castigado sin salir.

 

Y hasta aquí las 20 razones para ponerte a estudiar ahora mismo, perdoname por la última que es medio en broma, medio en serio. Me he venido arriba por ponerle un poco de humor a la cosa, que nunca viene mal.

Si hay alguna razón con la que especialmente te inspires, te animo a que la copies en un post-it y te la pongas en un lugar visible. Una de las  claves de Hay una plaza para ti, es SI ESTUDIAS, APROBARÁS. Yo tenía esta frase en la carpeta de estudio y en esos momentos en los que ya agotada de las horas de estudio me preguntaba a mí misma por qué estaba estudiando, leía la frase “si estudias, aprobarás” y enseguida me reconfortaba porque recordaba el motivo de estudiar, y es que solo si estudiaba podía aprobar y así llegar hasta mi plaza.

Espero que estas razones te inspiren a ti también y te hagan el estudio un poquito más llevadero.

Ahora es tu turno, tienes la palabra ¿tienes alguna razón más para ponerte a estudiar que no haya mencionado? Déjamela en comentarios porque seguro que es inspiradora para el resto de lectores.

Por último, si te ha gustado te animo a que compartas en tus redes sociales este artículo ya que me ayuda mucho a seguir escribiendo y a llegar a más personas. Gracias como siempre por llegar hasta aquí y recibe un fuerte abrazo.

Úrsula.

¿Quieres recibir contenido exclusivo en tu correo?

 

Suscríbete y consigue GRATIS el Kit rápido del opositor

Una guía donde encontrarás los primeros pasos que debes seguir para aprobar una oposición. El Kit rápido del opositor te ayudará a estudiar una oposición con la confianza que da seguir un método que funciona.

 

Consentimiento

¡Te has suscrito correctamente! En unos minutos recibirás un correo con un enlace para descargarte el Kit rápido para el opositor. ¡Mucha suerte y nos vemos pronto!