¿Estudiar oposiciones te hace feliz?

Esta es la primera pregunta que te haría Marie Kondo. 

Desde que publicara su libro La magia del orden, la japonesa y su método de ordenar ha dado la vuelta al mundo. Hace unas semanas revolucionó Netflix con un reality show donde la gurú del orden ayuda a la gente a ordenar sus casas y de paso, a poner en orden sus vidas.

El método de Marie Kondo se basa en la felicidad y tiene una premisa, solo debes conservar en tu vida aquellas cosas que te den alegría. A priori es sencillo de recordar: deshazte de todo que no te haga feliz.

Me leí su libro hace unos meses y me resultó bastante inspirador. Solo te daré una cifra: 

25

Me deshice de veinticinco bolsas de basura repletas de cosas (ropa en su mayoría), y aunque al principio sentí un poco de miedo, al final resultó un proceso muy liberador.  

Si estás estudiando oposiciones quizás pienses que esto no tiene nada que ver contigo, pero estoy convencida que el método Konmarie puede aplicarse a la vida de un estudiante para obtener mejores resultados.

Reconozco que no he seguido exhaustivamente sus técnicas, (lo de tirar fotografías me resulta imposible) pero aún así creo que puedes aprovechar algunos de los planteamientos que propone en su libro.

Empieza bien

Igual que ordenar, estudiar también requiere un buen comienzo. Para que no se te pasen las horas y acabes distrayéndote y pensando que has perdido el tiempo, es importante empezar bien.

Comienza a estudiar con motivación y ponte con el tema más complicado o el que más pereza te dé.  Muchas veces puedes tener la tentación de distraerte, pero si el tema más duro lo has hecho al principio te resultará más sencillo centrarte en la tarea.

Ordena por categorías, no por ubicaciones

Para Marie Kondo la raíz del problema está en que la gente suele guardar el mismo tipo de objetos en más de un lugar (menos mal que no soy la única). La japonesa afirma que cuando ordenamos cada lugar por separado repetimos el mismo trabajo en muchos sitios, entramos en un círculo vicioso y además nunca alcanzamos ver el volumen total que tenemos.

Esto también ocurre con los apuntes. 

Cuando estudiaba, me daba cuenta que por ejemplo cuando hablaba de “salud”, unas veces estudiaba la definición según la OMS, en otros temas estudiaba otros autores, a veces los determinantes, otras veces los factores. En resumen, en cada sitio tenía una cosa distinta.

En conjunto tenía unos apuntes muy completos pero según que tema estuviera estudiando estudiaba la “salud” de una u otra manera y eso no era eficiente. Mi  cerebro se negó a continuar en aquel círculo vicioso y me pidió que organizara el asunto.

Una tarde me senté, reuní toda la información que era importante sobre la “salud” y la unifiqué. De esta manera cada vez que se hablaba de “salud” (fuera el tema que fuera) yo tenía unos apuntes perfectamente definidos y recurría a ellos.

Daba igual si estaba estudiando el tema 3 que el 56, en todos los casos mi tema “salud” era el mismo: mismas definiciones, mismos conceptos, misma estructura. 

Aquello que tanto me facilitó el estudio, es el mismo aprendizaje que propone Kondo y se basa en el mismo concepto: ser eficiente a la hora de estudiar.

Estudiar por materia y no por tema numérico

Esto tiene muchos beneficios:

  • Conoces con exactitud el volumen de la materia de estudio.
  • Reduces la posibilidad de estudiar temas incompletos.
  • Te facilita la memorización del contenido.
  • Evitas contradicciones.

Sé que la tarea no es fácil, pero te aseguro que merece la pena. Son tres pasos:

  1. Detecta este contenido que estudias de diferentes maneras según el tema en el que te encuentres.
  2. Revísalo y estúdialo a fondo.
  3. Unifícalo: completa lo que te falta y elimina lo duplicado.

Según mi experiencia con unos apuntes ordenados es más fácil estudiar. Las personas que han estudiado con temarios preparados por mí suelen comentar que esta forma de organizarse resulta muy útil y que estudian más rápido.  

Conseguir un tener un temario ordenado es el primer paso para sentir la magia. Marie Kondo estaría orgullosa.

Desecha lo  que no te haga feliz.

  • Di adiós a los apuntes innecesarios.
  • Tira los apuntes de la carrera que no has mirado en estos años porque ya no los vas a volver a mirar. A mí me ha costado mucho, pero ya me he desecho de unos cuantos archivadores que nunca miraba. 
  • Deshazte de los bolígrafos que escriben mal, de los subrayadores que no te gustan y de las carpetas feas a las que tienes manía

Puedes donar, regalar o vender todas estas cosas, pero en tu opoestudio no hay lugar para ellas si no te gustan y no las utilizas. Dales las gracias por sus servicios y diles adiós, te aseguro que sentirás la libertad.

 

 

Algunas frases de Marie Kondo para la reflexión

Cuando leo un libro suelo subrayar las frases que me gustan, a veces les hago fotos y las subo a mis redes sociales, me encanta comprobar como una pequeña frase contiene tanta inspiración.

La gente no cambia de hábitos si primero no cambia su manera de pensar.

Esta mañana, tomando un café con un amigo que se está preparando las oposiciones para Policía Nacional me comentaba lo importante que son los pensamientos. 

Kondo lo tiene claro, para cambiar los hábitos, hay que empezar por nuestros pensamientos. Y es difícil porque muchas veces van por libre, te convencen de una cosa y media hora después de lo contrario.  ¿A ti también te pasa?

Lo primero como siempre, es darnos cuenta de si nuestra manera de pensar nos ayuda o nos boicotea.

Mucha gente siente la necesidad de limpiar cuando está bajo presión, como justo antes de hacer un examen.

Esto que describe Kondo a mí también me ha pasado y no llego a entenderlo del todo porque pasado el examen se me olvidaba la necesidad de ordenar. La experta dice que es porque después del examen el problema en cuestión (que es la necesidad de estudiar) ya ha quedado guardada en su sitio.

Aprecia tus posesiones.

Es fácil entender a Kondo cuando dice que trata sus cosas como si estuvieran vivas. Cuando estás estudiando una oposición pasas tanto tiempo con tus apuntes que al final casi los acabas considerando parte de la familia.

Yo siempre decía que mis bolígrafos se sabían todo el temario porque lo habían escrito y lo habían escuchado decenas de veces.

Nuestras posesiones nos están ayudando a conseguir nuestros propósitos y yo también creo que hay que apreciarlas y cuidar de ellas, nuestras cosas hacen mucho por nosotros y debemos ser agradecidos.

Pon tu tiempo y tu pasión en lo que más alegría te dé, tu misión en la vida.

Kondo es inspiración y no puedo estar más de acuerdo con esta frase. Sabiendo que la vida no es un camino de rosas y que opositar no es fácil, pongamos toda nuestra energía y caminemos hacia nuestros sueños con optimismo. Sabiendo que los malos malos momentos llegarán, pero buscando herramientas para superarlos.

Una vez se da el primer paso, no hay que detenerse ni descansar ni abandonar.

Hazle caso a Marie Kondo. No te detengas pase lo que pase, y si te has detenido, no importa, reanuda cuanto antes.

Úrsula.


¿Quieres recibir contenido exclusivo en tu correo?

 

Suscríbete y consigue GRATIS el Kit rápido del opositor

Una guía donde encontrarás los primeros pasos que debes seguir para aprobar una oposición. El Kit rápido del opositor te ayudará a estudiar una oposición con la confianza que da seguir un método que funciona.

 

Consentimiento

¡Te has suscrito correctamente! En unos minutos recibirás un correo con un enlace para descargarte el Kit rápido para el opositor. ¡Mucha suerte y nos vemos pronto!