8 preguntas que debes hacerte si estás pensando dejar de trabajar.

 

Si has leído Hay una plaza para ti sabrás que de forma general, yo recomiendo NO DEJAR DE TRABAJAR.

Y puede que suene muy atrevido, pero me reitero: en términos generales es mejor NO dejar un trabajo aunque quieras opositar.

Pero como siempre digo, las cosas no son blancas o negras, esto no sirve para todos los casos ya que la vida dispone de una amplia gama de grises, así que todo depende de las circunstancias de cada uno. No te asustes, además, tú, una vez que leas las 8 preguntas, podrás hacer lo que quieras, ¡faltaría más! Mi propuesta es que debes analizar dos áreas fundamentales:

– tu situación personal: que incluye las circunstancias del momento.

– la oposición a la que te quieres presentar.

 

Tu situación personal y circunstancias.

 

  • Del 1 al 10, ¿cuál es tu compromiso para estudiar la oposición? Aquí no me vale menos de un 7, y es que como siempre digo: No se puede opositar a medias. 

    Por eso, antes de dejar tu trabajo, plantéate si realmente estás comprometido/a con la oposición y si estás dispuesto/a a dejar de hacer otras cosas, porque créeme, necesitarás tiempo para estudiar, las oposiciones no se aprueban sin estudiar, no te creas si alguien te dice lo contrario.

    Por otro lado, no pasa nada si tu compromiso es de de un 4 o un 5, tienes que ser honesto contigo mismo, lo importante es que no te autoengañes. Quizás necesitas algo de tiempo para pensar y recapacitar si es esto lo que quieres, y es precisamente por eso por lo que no recomiendo dejar de trabajar, imagínate que dejas tu trabajo y luego resulta que no estás convencido.

     

    • Otra pregunta importante que debes plantearte es la siguiente: ¿hace cuánto que no estudias?

    Si llevas mucho tiempo sin estudiar, adquirir el hábito no va a ser fácil, por mucho que insistas, no creo que puedas pasar a estudiar doce horas. Así que es mejor tener en cuenta que debes empezar poco a poco: no te castigues por no ser capaz de estar sentado y concentrado durante ocho horas.

    Comienza con una hora y ves ampliando, no pretendas estudiar todo el día si nunca lo has hecho en tu vida. Es importante conocerse a uno mismo y saber hasta cuando forzar.

    Si por el contrario acabas de terminar la carrera, quizás puedas aprovechar más horas de estudio desde el principio. Como te he dicho, depende del hábito de estudio que tengas.

    Es verdad que se necesita tiempo, pero hay que poner todo en una balanza. He visto casos de opositores que durante la mañana del sábado cumplen su objetivo de estudio  y corren 10 kilómetros y opositores que durante esa misma mañana estudian tres horas, corren 10 kilómetros, van a nadar y se van a la academia 2 horas. Y hacen todo esto porque es el único día que tienen libre y tienen que aprovecharlo al máximo. Es decir, a veces tener más tiempo, no significa que te cunda más.

    En mi caso, yo rindo mucho más cuando no tengo todo el tiempo del mundo, es decir, si tengo poco tiempo, lo aprovecho y me organizo mucho mejor, pierdo menos el tiempo y no me distraigo tanto. Si tengo todo el día libre, me lo tomo con más calma y no lo exprimo tanto.

    Por otro lado, trabajar puede ayudarte a controlar los nervios, puede servirte para desconectar del estudio y si tienes suerte  y estás trabajando en la Administración Pública, también puedes poner en práctica lo que estudias. Cuando yo opositaba, estaba trabajando en la UCI, y me venía muy bien ver determinadas cosas para luego a la hora de memorizarlas.

     

    Si dejas tu trabajo, ¿realmente vas a aprovechar todas las horas para estudiar?

     

     La oposición a la que te quieres presentar

     

    ¿Cuántos temas tiene tu oposición?

    Es importante tenerlo en cuenta porque todas las oposiciones no requieren 12 o 14 horas de estudio al día y tienes que ser consciente también del temario que se maneja y el tipo de oposición (grupo A, B o C) a la que quieres presentarte, ya que eso va a determinar el número de temas que entran y el tipo de pruebas.

     

    ¿Cuándo está previsto el examen? ¿Ya ha salido la convocatoria?

    Esto también es importante a la hora de valorar el dejar de trabajar. Hay oposiciones como las oposiciones de Policía Nacional que (salvo raras excepciones) salen todos los años (con más o menos plazas), pero esto no ocurre con todas las oposiciones. Algunas salen cada dos años y otras no tienen una temporalidad fija y pueden tardar 10 años en volver a salir, sí, sí, ¡10 años!, pero no te desesperes que no es lo normal.

    Imagínate que tus oposiciones salen dentro de tres años, si dejas tu trabajo, ¿podrás vivir tres años o el tiempo que sea sin trabajar?

    Lo sé, son muchos factores a tener en cuenta, no es todo blanco o negro.

     

    ¿Tú que piensas de todo esto?

    Para ésta y todas las demás preguntas no existe una respuesta correcta. Debes valorar tu situación personal y tener en cuenta el tiempo que dispones para estudiar, el tiempo que falta para el examen, el trabajo que tienes (si te gusta o no, si te permite organizarte…) y tu situación anímica (motivación, estado de ánimo…).

    Yo tengo dos plazas y en mi caso no dejé de trabajar porque partí de mi propia reflexión. En el primer caso trabajaba de noches y podía organizarme muy bien para estudiar. Con la segunda plaza, trabajaba de mañanas y estudiaba por las tardes cuatro horas y aprovechaba para darlo todo los fines de semana y los festivos, vacaciones, etc. Es verdad que en este caso, yo iba con mucha menos presión, y eso me ayudó a la hora de afrontar los exámenes.

    Pero no todo el mundo está en la misma situación. Lo que sí es importante es que si no trabajas, debes organizarte muy bien para aprovechar el tiempo y que opositar no se convierta en una especie de vacaciones indefinidas o en una excusa para no buscar trabajo.

    Quizás soy muy exigente en este aspecto, pero ser opositor debe ser un estado temporal y no convertirse en una situación permanente.

    Espero que las preguntas y reflexiones de este post te sirvan, muchas gracias por leerme y tengo claro que después de estas afirmaciones, va a haber opiniones para todos los gustos, así que me encantará conocer tu experiencia personal tanto si estás opositando como si ya tienes tu plaza.  Siempre que sean desde el respeto, se aceptan todas las opiniones. 

    Te espero en el próximo post y si quieres conocerme, ya sabes que puedes seguirme cada día en mi cuenta de Instagram

    @Ursula_campos33

     

    ¡Nos vemos valiente!

    Úrsula

     

    ¿Quieres recibir contenido exclusivo en tu correo?

     

    Suscríbete y consigue GRATIS el Kit rápido del opositor

    Una guía donde encontrarás los primeros pasos que debes seguir para aprobar una oposición. El Kit rápido del opositor te ayudará a estudiar una oposición con la confianza que da seguir un método que funciona.

     

    Consentimiento

    ¡Te has suscrito correctamente! En unos minutos recibirás un correo con un enlace para descargarte el Kit rápido para el opositor. ¡Mucha suerte y nos vemos pronto!